Rakott káposzta (Chucrut gratinada)

Esta es una manera para cocinar el chucrut a partir de una receta tradicional en Hungría, Rakott káposzta, que tiene distíntas especialidades según el lugar de orígen. En este país, como en toda Europa del Este, hay muchas recetas con repollo fermentado, porque de esta manera se podía disponer de verduras en invierno, cuando el frío impide cultivar cualquier otra cosa.

El plato que vamos a preparar es en sí mismo una comida completa, no necesita de nada más, ya que incluye arroz, carne y verdura. Un plato que seguro saciará tu apetito completamente, y que además se puede hacer con anterioridad y calentar en el horno en el último momento.

Ingredientes:
1 cebolla pequeña o 1/2 cebolla mediana
1 diente de ajo pequeño
40 gr de bacon
200 gr de carne picada (cerdo o ternera)
50 gr de arroz
300gr de chucrut (si quieres saber cómo hacer el chucrut en casa pincha aquí)
100ml de vino blanco
100gr nata ácida (puedes mezclar nata con zumo de limón)
1 hoja de laurel
Aceite, sal, pimienta negra, comino
1 cucharadas de pimentón dulce
Perejil

En primer lugar calentamos una cucharada de aceite en una cacerola y doramos unos minutos el arroz en él sin dejar de remover. Entonces añadimos un vaso de agua y un poco de sal y dejamos cocer hasta que el arroz esté casi listo.

En segundo lugar preparamos la carne. Picamos la cebolla y el ajo en cuadraditos finos, y también el bacon.
Calentamos dos cucharadas de aceite en una sartén, y doramos en él el bacon. Añadimos entonces la cebolla y el ajo, y cuando empiecen a coger color, también la carne picada. Removemos bien, y cuando ya esté casi hecha incorporamos la sal, la pimienta y el pimentón dulce. Dejamos reposar.

En tercer lugar colocamos el chucrut en una cacerola, con una hoja de laurel y el vino, dejándolo cocer a fuego lento hasta que este se evapore.

Para terminar, colocamos todo en la fuerte del horno por capas. La primera será del arroz que teníamos preparado, lo colocamos sobre la bandeja de horno y lo exparcimos hasta formar una capa fina. La segunda capa será la carne y la tercera será el chucrut. Sobre esta última extendemos nata ácida mezclada con comino.

Unos 30 minutos antes de servir colocamos la fuente en un horno precalentado a 200º, hasta que la parte superior esté dorada. Lo sacamos del horno y añadimos un poco de perejil picado por encima. ¡Espero que os guste!

Anuncios